Mexico weather
 
HOME | AGENCIA DE VIAJES | TOURS | DESTINOS | MEXICO LINDO | HOTELES | CONOCENOS | CONTACTO
English Deutsch Español Francais Portugues Romano
 

 Como otras grandes Ciudades, México tiene muchas facetas determinadas por su larga historia y por la enorme variedad de personas de todos los orígenes que vive en ella o la visita, transmitiéndole un poco de su propio carácter. Sin dejar de ser una urbe de intenso movimiento, conserva rincones por los que podemos emprender una caminata pausada, abandonándonos al placer de seguir los ritmos de su gente y las orgullosas muestras de su pasado.

 Una escapada por Madero: Desde la época colonial, esta avenida era el paseo por excelencia de la sociedad mexicana, y continuó siéndolo durante el siglo XIX y bien entrado el XX. Actualmente es visita obligada para los que se conoce como el Centro Histórico de la Ciudad de México, demarcación que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad en 1987.
En el siglo XVI esta avenida fue bautizada como San Francisco, en atención al convento homónimo. En el XVII su nombre fue cambiado a Plateros porque ahí se asentaron los orfebres de la ciudad (de hecho, sigue habiendo un buen numero de joyerías a lo largo de la avenida), y en el siglo pasado se le dio el nombre de Francisco I. Madero en honor al hombre que echó a andar la Revolución Mexicana.
 
mexico city zocalo
 

mexico city

mexico city castillo de chapultepec
 
 Desde las puertas de la Princesa: Proponemos a nuestros lectores un recorrido a lo largo de la Avenida Madero, partiendo de la esquina de Eje Central (antes San Juan de Letrán) hasta llegar al Zócalo o Plaza Mayor. El objetivo es señalar algunos puntos donde el paseante debe detenerse, sin incluir los muchos escaparate y rincones que él mismo puede ir descubriendo.
Torre Latinoamericana (1956): Durante mucho tiempo fue el rascacielos más alto de México (47 pisos y 182 metros de altura). Como la ciudad sea asienta en una zona sísmica, su cimentación está basada en un sistema hidráulico que contrarresta los efectos de los movimientos telúricos. En los pisos 43 y 44 existe un mirador con excelente vista a la ciudad y el valle.
Casa de los Azulejos (1737): Antiguo palacio de los condes del Valle de Orizaba. Es hogar de la más antigua sucursal de los restaurantes y tiendas Sanborn's. El edificio fue remozado recientemente, y su salón principal -decorado como un jardín- conserva un ambiente propio del siglo XIX. Por muchos años este local era el sitio obligado para desayunar si uno pertenecía a la elite política o industrial de México. Debe su nombre a su característica fecha cubierta de mosaicos poblanos en azul y blanco. En el descanso de la escalinata principal hay un mural (Omini-ciencia) de José Clemente Orozco.

 Templo y ex convento de San Francisco (1525): Llegó a ser un enorme complejo religioso y administrativo con más de 30 hectáreas de superficie, incluido un atrio en el que, se dice, cabían 60 mil personas de pie. De aquel esplendor sólo quedan algunas muestras, como la iglesia, que alguna vez fue una de las capillas del conjunto, y la portada barroca de la Virgen de Guadalupe, con acceso por la Avenida Madero. Sobreviven también la antigua capilla de la Purísima Concepción y un fragmento del claustro, que aloja actualmente el Templo Metodista de la Santísima Trinidad con acceso por la calle de Gante.
San Francisco y San Felipe: Es interesante detenerse ante las portadas contiguas de las iglesias de San Francisco (barroca) y de San Felipe de Jesús (1895, neogótca) y apreciar el contraste estilístico entre ambas fachadas.
Madero y Gante: En esta equina se encuentra el edificio High Life, del arquitecto Silvio Contri, resumen de la elegancia comercial de principios del siglo XX, resuelto en una mezcla de estilos propia del eclecticismo de la época.
Palacio de Iturbide (1785): Casa del marqués de Jaral de Berrio, conde de San Mateo de Valparaíso. Desde 1966 es propiedad de Banamex. Posee una fabulosa fachada de tezontle y cantera, con motivos orgánicos y geométricos. En su portada hay que admirar las pilastras con sirenas de doble cola y los talantes o maceros sobre la puerta.
 
mexico city cathedral

mexico city cathedral

Visite nuestra página de hoteles en la ciudad de México
mexico city palacio de bellas artes
   Casa Borda: Perteneció al minero José de la Borda. Sólo se conserva la fachada, que se caracteriza por un balcón corrido que su propietario mandó construir para poder dar la vuelta a la manzana sin bajar a la calle. En su interior se encuentra el Museo Serfin dedicado a indumentaria indígena y trajes coloniales.
Hotel Ritz: En el interior de un restaurante contiguo se encuentra Sueño de una Tarde de domingo en Xochimilco, mural de Miguel Covarribias, parodia caricaturesca del famoso mural de Diego de Rivera que tiene su propio recinto en La Alameda.
Templo de la Profesa (remodelado en 1720): En 1802, Manuel Tolsá transformó la decoración barroca (con reminiscencias góticas) del interior en neoclásica. El mejor ejemplo de este es el Altar Mayor. En contraste, la fachada de Isabel la Católica es una de las obras más valiosas del barroco mexicano. El tempo tiene una pinacoteca virreinal anexa. En años recientes ha estado de moda para ceremonias matrimoniales, con recepción en el Casino Español, espléndido edificio que se encuentra a poca distancia.

 Desembocar en el Zócalo de la ciudad de México viniendo por la Avenida Madero es como entrar a un lago enorme desde un estrecho cañón: los espacios se abren y la ornamentación cargada, propia de la época colonial y del siglo XIX, da paso al geometrismo prehispánico. Aunque la plaza Mayor se encuentra rodeada por edificios de la Colonia, ninguno, salvo la portada del Sagrario Metropolitano, posee el barroquismo de las portadas de la Profesa y de la capilla de la Virgen de Guadalupe. A un costado de la plaza se encuentran las ruinas del Templo Mayor de los aztecas. El espacio está dominado por la enorme plancha vacía, sobre la cual destaca una bandera monumental que da luz y color al punto que desde hace más de 600 años ha sido el corazón de México.
 
mexico city palacio de bellas artes

mexico city zocalo

mexico city palacio de bellas artes

mexico city
 
Al estilo español: La zona del Centro Histórico posee una gran oferta de comida, desde lujosos restaurantes hasta puestos callejeros, pero en ella destacan los restaurantes españoles que son toda una tradición gastronómica para quienes los visitan. Con el flujo de inmigrantes hispánicos que llegaron en grandes oleada durante la primera mitad del siglo XX fueron surgiendo restaurantes que ofrecían especialidades regionales de toda la Península. Estos sitios se han convertido en venerables establecimientos donde se pueden pedir el menú del día, que llega a consistir en cinco o seis platos. Entre los más apreciados están:
· Casino Español, Isabel la Católica 31
· Centro Castellano, República de Uruguay 16
· El Danubio, República de Uruguay 3
· Circulo Vasco Español, 16 de Septiembre 51
· El Hórreo, Dr. Mora 11
· Mesón del Cid, Humboldt 61
Entre los platillos favoritos de quienes acuden a los restaurantes españoles están los caracoles a la bordalesa, el jamón bellotero, chistorras y morcillas, la paella valenciana, la fabada, el cocido madrileño, el solomillo, la zarzuela de mariscos y como postre las natillas y budines, todo bañado por un sabroso vino de la Rioja o la Ribera del Duero, o por una buena cerveza mexicana


Visite nuestra página de tours y recorridos en la ciudad de México


book flights from mexico

Página inicial  | Agencia de Viajes  |   Acerca de México  |  Destinos  |  Hoteles en línea  |  Recorridos en línea  |  Vuelos en línea
Promociones especiales  |  Acerca de nosotros  |  Galería de fotos
         
Copyright © 2009 AndaleMexico™
Todos los derechos reservados.